Café Sabino

Un agricultor orocoveño fue la inspiración… Miguel Angel Torres Torres, original de Orocovis y estudiante de agronomía, junto a su compañera, estudiante de ciencias ambientales, Lorianny Rivera, deciden crear su propia compañía de café llamada Café Sabino. La inspiración principal fue el abuelo de Miguel, don Sabino Torres quien fue bombero por 30 años en Orocovis y reconocido agricultor. “Cuando él muere yo apenas tenia 10 años pero las experiencias que viví con el fueron las que me impulsaron a continuar estudiando la agricultura. Yo entré al Colegio por Biología con esa mentalidad que tenemos muchos jóvenes de ser médicos. Cuando me tocó tomar una clase electiva decidí hacerlo en agricultura y en uno de los laboratorios me tocó injertar un árbol de china y uno de mango. Mis compañeros jamás lo habían hecho y yo tampoco pero saqué la cuchilla, la misma que el usaba, que mi abuela me regaló como recuerdo y comencé a hacerlos… ¡No fallé uno! Ahí fue que dije, definitivamente lo mío es la agricultura”. ¿Que hace Café Sabino especial? Es 100% puertorriqueño. Como muchos sabrán hay muchas compañías puertorriqueñas de café que de puertorriqueño solo tienen los empleados mientras que el café como tal viene de otros países como México, República Dominicana y hasta Vietnam. Café Sabino es producido en la finca La Perla en Mayagüez, aunque según Miguel, ya están en gestiones para incluir fincas de su pueblo natal, Orocovis y que por su puesto, sea también vendido aquí. Aparte de esto, tiene un empaque biodegradable y una producción eco-amigable. “Yo trabajé durante la pasada cosecha junto a la Estación Experimental Agrícola el proyecto La Taza de Oro en donde se busca resaltar la calidad del café puertorriqueño y dar a los agricultores recomendaciones para mejorar su produccion.Ahí fue que me di cuenta de cuán sacrificado es todo el proceso que conlleva preparar el café. Café que llegó al mundo entero y que en sus tiempos fue el mejor y digo en sus tiempos porque lamentablemente se le da más énfasis a otras tantas cosas y dejamos la agricultura a un lado. Abuelo a demás de ser bombero siempre trabajó la finca. Me atrevo a decir que fue de los pioneros en el campo de los hidropónicos en Puerto Rico y los injertos de frutales. Esa era su pasión”. “Me hice amigo de un señor agricultor muy conocedor de café, se llama Luís Curbelo y comencé a visitar su finca. Ir a la finca y trabajar el proceso del café era como estar hace 12 años atrás con abuelo en la de casa y un día me dice; “Miguel, por que no haces tu café” y yo le digo “yo no se que vaya a hacer pero si hago algo será en honor a mi abuelo y si es café se llamará Café Sabino.”

On Sale

$11.00

Contact Us

Your inquiry has been sent

Please allow up to 48 hours for a response to your inquiry